Perfil

-Hija, ven aquí un momento.
-¿Qué ocurre?
-Me he vuelto a meter en una de esas aplicaciones tan modernas para buscar…ya sabes.
-¿En serio, papá? ¿Otra vez?
-Bueno, hija, uno tiene sus necesidades.
-Ya, pero…esas aplicaciones son mierda. No sé…me decepcionas. ¿Actualmente no eres feliz con la vida que llevas?
– No lo suficiente. Perdona, entiendo que pueda molestarte.
– Haz lo que quieras. No soy yo quién para juzgarte.
– Me encanta que seas tan madura. Anda, echa un vistazo. Me gustaría tener una segunda opinión.
-A ver… Hombre de 33 años, médico, 1,90, ojos azules…. No, no me pega para ti.
-¿Por qué no? Yo lo veo.
-Papá, si eres mucho mayor.
-Por eso mismo.
-No me digas que encima tienes un complejo con la edad. Acabáramos. Además…es demasiado estereotípico. ¿Sabes que muchos artistas a lo largo de la historia han postulado que la verdadera perfección está en la carencia de la misma?
-Y también que la perfección no existe, sino que es cultural y blablabla. Deja de presumir que estás haciendo una carrera y dame argumentos de peso.
-Tanta perfección podría hacer sospechar que te has metido en esta aplicación y no veas el ridículo que supondría para ti, conociéndote.
-¿Ves? Ahí ya me has dado un buen motivo. Veamos.. ¿Y qué tal éste?
-Deja leer: “Hombre de 47 años, amante del alpinismo y los deportes de riesgo….”¿”Agente secreto”? ¿Pero se refiere a policía de incógnito o a agente tipo James Bond?
-Espero que se refiera a lo segundo: Me he puesto perraco con solo pensarlo.
-¿Pero qué hablas? ¡Qué hortera! ¿Quién es agente secreto en la vida real?
– Muchos, pero no lo suelen decir porque dejarían de ser secretos ¿lo pillas? Si es que eres tú la que no vive en el mundo real.
-Vaya tontería.
– Vale, vale…¡Ya lo tengo! Mira, mira, éste lo tiene todo: Mujer de 43 años, profesora de universidad de derecho. Le gustan los paseos por la playa y el cine francés. Soltera, sin hijos.
-¿¡Una mujer!? Has rozado, tocado, noqueado, apaleado y traspasado el colmo de lo absurdo.
– Vaya, vaya…Pensé que vuestra generación era más liberal.
-Todo lo liberal que quieras. Pero me parece increíble que ahora quieras convertirte en mujer. Lo respeto, pero sé que no lo haces porque te sientas mujer: lo haces por un impulso caprichoso. Papá, nunca estás conforme con quién eres. El mes que viene querrás ser un avestruz.
– Si eso hace que no tenga que pagar la declaración de la renta…
-¡Papá!
-¡Jajaja! Era broma. Pero sí, lo he decidido: me quedo con ese perfil.
-…Sin hijos.
-Ya bueno, en la vida hay que hacer sacrificios siempre ¿no te parece?
-Muy bien, cómo veas. Total, hasta hace un mes, ni siquiera eras mi padre.
-¿Ves? ¡Esa es la actitud!
1ea69967-f401-4f59-a19b-b356756c53db

Anuncios

4 comentarios en “Perfil

Los comentarios están cerrados.