Moldavia

-Buenos días. Esto…eh…
-Buenos días, señor. ¿En qué puedo ayudarle?
-Pues… ¿Esta es la oficina de turismo de Moldavia?
-Más concretamente la de Chisináu. Moldavia es muy grande.
-Claro, claro. Pero estamos en Moldavia.
-Así es.
-Bien. Es que esto no es cómo me lo esperaba.
-Moldavia tiene la política de guardar discreción  sobre los detalles de  su país. Gracias a ello sus habitantes viven en mayor armonía. Hay una costumbre de privacidad que les ha venido muy bien desde hace mucho tiempo.
-¿Qué? ¿Perdone? Disculpe, por un momento me distraje y no le prestaba atención.
-Señor… ¿Estaba mirando mi cuerno?
-¡No, no! De verdad que no.
– No se avergüence. Algunos  turistas están al principio tan descolocados cómo usted. Acabará acostumbrándose. ¿Cuánto tiempo planea quedarse aquí?
-Una semana era la idea. Entonces… usted es…
-Un triceratops, eso es.
-Joder. Guau…
– No es tan raro, caballero. Ya se dará cuenta que la convivencia con dinosaurios resulta la misma que la que habría con otros seres humanos. No se crea todo lo que le dicen en las películas y en los museos.
-Pero es que debo estar soñando o algo raro: Mi prima fue el año pasado y trajo unas fotos de Moldavia y…en ningún momento apareció ni mencionó ningún dinosaurio.
-¿No lo mencionó? Bueno, solo somos unos pocos los que quedamos: la mayor parte de sus habitantes son humanos. Consideraría que no era importante.
-¿Cómo que no? Además, nunca ha salido por ningún medio de comunicación, ni nada. Aunque claro, teniendo en cuenta el destino…
-¿Cómo el destino?
-No se lo tome a mal pero… ¿Quién quiere ir a Moldavia? Yo hasta hace un año, ni sabía que existía. ¿Qué tiene de especial? Bueno, de momento he visto un par de castillos curiosetes.
– Sí, los humanos siempre os fijáis en los castillos.
-Supongo… Esto…¿Puedo tomarle una foto y mandarla por móvil?
-Está prohibido tomar fotos a los habitantes no humanos de Moldavia sin su consentimiento bajo pena de cárcel, señor. Es un delito grave.
-Bueno, pero podré hablar de ello ¿no?
– Sí, lo que usted quiera.
-Esto es muy extraño… ¿Puedo volver en otro momento?
-Claro, señor.
-Gracias.

El joven sale por la puerta y dos escamados policías le siguen de cerca. Inna, la Triceratops, vuelve a el trabajo de organizar una serie de papeles. Su superior se acerca.
-Me alegro que haya mantenido la calma en estas circunstancias, Inna. Ya hay dos agentes que están encargándose de él.
-No entiendo cómo hay cada día más turistas inmunes al GAP*.
-Se está investigando. Creo que tanta hamburguesa de mierda en Burguer Queen y McDota los ha vuelto tolerantes a todo.
– Acabaremos extintos un día por un despiste, como esa comuna hippie de Luxemburgo.
-No me sea tan negativa…

*Gas Anulativo de la Percepción

que-ver-en-moldavia2

 

Anuncios

Un comentario en “Moldavia

  1. Me ha gustado. Estaba terminando el relato y ya pensaba que la cosa iba a quedar así, en que como no sabemos dónde está Moldavia ni hemos estado allí ni nada, toda la humanidad habíamos pasado por alto que sus habitantes eran triceratops, y me hacía gracia la idea, aunque lo del gas tiene más sentido. Aunque, ¿por qué no salen triceratops en las fotos de su prima? no se les puede hacer fotos pero, ¿algo de gente triceratops saldrá de fondo, no?

    Nota: se dice Burdel King y McMierdas (o MierDonalds en su defecto)

Los comentarios están cerrados.